El sitio de las series de TV

Invasión de hormigas

Invasión de hormigas
Por Valentina Ulibarri - 2 de Diciembre Comparte

The Walking Dead Temporada 6 Episodio 8. El principio del final llega a Alejandría. El plan es recuperarla, pero llegará una amenaza.

Volvió la acción a The Walking Dead. El octavo episodio de la sexta temporada, que da inicio al midseason, desarrolla varias de las historias que habían quedado incolclusas en los episodios anteriores. A pesar de que la disyuntiva de Glenn se resolvió, este último episodio reúne la adrenalina que faltó desde el inicio de la temporada. 

Un principio sugestivo que crea un paralelismo entre la situación en la comunidad y la invasión de las hormigas en el cuarto de Sam. Las hormigas sobre el trozo de galleta es una metáfora sobre la horda de zombis que entra en Alejandría. Y así como Sam no se da cuenta de la situación de afuera, tampoco lo hace con las hormigas. Claramente Sam, aunque es un personaje secundario, toma más relevancia tanto en el principio como en el final, cuando le intenta hablar a su madre en plena misión entre los caminantes. Una escena final donde se deja la incógnita de si los zombis escucharán los llamados de Sam o no.

Se resuelve la situación de Glenn y Enid, Rosita, Tara y Eugene, y Carol y Morgan. El personaje de Enid, así como el de Ron, son solo un par de adolescentes enojados con la vida y el mundo en el que viven. Lo único que hacen es ser pesimistas frente a cualquier situación que se les presenta. Por lo que lo único que importa en la historia de Glenn y Enid, es si él llega a reunirse con Maggie, ahora que está embarazada. Por otro lado, es predecible que Glenn va a aparecer en el momento justo cuando el resto de la comunidad, o Maggie, se encuentre en peligro.

El prisionero de Morgan se salió con la suya, por lo que ahora el dilema estará en si Morgan seguirá manteniendo en pie su ideología de que “toda vida es valiosa”. Frente a esta situación Carol se muestra de nuevo en defensa por su grupo. Es una guerrera capaz de matar a un compañero para eliminar cualquier amenaza que ponga en peligro al resto de sobrevivientes.

Hubo rumores y teorías sobre quién iba a ser la siguiente persona en morir y le tocó a Deanna. La “gobernadora” de Alejandría que comenzó perdiendo poder con la llegada de Rick. La falta de experiencia con el mundo apocalíptico en el que viven y los disgustos generados por la pérdida de su esposo y su hijo incompetente, fueron más fuerte que ella. Aunque terminó mordida como la mayoría de personajes que fueron saliendo de la serie, tuvo un final épico; luchando contra los caminantes, usando sus últimas balas y dejando el legado de un nuevo proyecto para la comunidad.

La horda de caminantes no deja de entrar y colmar las calles de Alejandría. Se retoma el tipo de acción que había en las primeras temporadas. Se vuelven a vivir situaciones en las que están acorralados casi por completo. Sin salida. Y eso genera más acción. Incluso el momento en que se camuflan entre los caminantes, hace recordar aquella escena en la que Glenn y Rick hacen lo mismo para escapar de la ciudad.

A pesar de algunos episodios lentos de esta primera entrega, el final remontó el nivel. Ahora se viene el frente a la situación en Alejandría y la llegada de Negan; el dinamismo está casi asegurado solo con el hecho de saber lo que se viene. Habrá que esperar ver la manera en que el equipo de producción resuelve contar la llegada de un nuevo villano sin caer en la misma experiencia del Gobernador y Gareth.    

Comparte

Ingresa a tu cuenta

Suscríbete a nuestro Newsletter

¡Recibí las últimas actualizaciones, noticias y reviews sobre tus series favoritas!