El sitio de las series de TV

Dead Weight

Dead Weight
Por Valentina Ulibarri - 26 de Noviembre Comparte

The Walking Dead Temporada 4 Capítulo 7.
Lo que aparentó ser una persona nueva, resultó ser una estrategia de camuflaje para obtener la confianza de los que estaban a su lado.

Todos los indicios del capítulo anterior refutan el presunto cambio del Gobernador. Lo que aparentó ser una persona nueva, que había dejado el pasado atrás, resultó ser una estrategia de camuflaje. De esta forma obtuvo la confianza de los que estaban a su lado, para luego dar su primer ataque.

Es una amenaza y tiene un objetivo claro: Michonne. A medida que pasa el tiempo, la venganza y el rencor se acumulan y se hacen cada vez más grandes. Cree que puede dejar el pasado atrás debido a la compañía de Megan, Tara y Lily, pero hay una parte de él que no lo deja pensar con claridad.

Esa ambición por recuperar el poder es incesante; la herramienta perfecta para atacar contra su objetivo. Tanto es así, que es capaz de matar a cualquier persona que se le interponga en el camino (como Martínez uno de sus hombres en los tiempos de Woodbury). No solo pretende deshacerse de Michonne sino también de Rick. Y de esa manera tomar posesión de la cárcel.

El capítulo seis es una instancia pacífica, que apacigua los conflictos ocurridos en Woodbury y los enfrentamientos con Rick. Es un momento de paz, que le sirve para encontrar un apoyo emocional (Megan, Tara y Lily) y así juntar fuerzas para recuperar el poder. Cuando toma la delantera en el campamento de Martínez se lo ve seguro y ambicioso, tal como lo era en un principio. La diferencia es que ahora le encuentra un sentido a su vida: cuidar de su nueva “familia”.

A pesar de llenar el vacío emocional, la intransigencia por alcanzar el poder, no cesa. No se da cuenta que lo más importante que tiene está a su lado. Quiere convencerse de que esa nueva familia lo es todo, pero en el fondo su interés se centra en dominar a los demás. Aunque el amparo afectivo que consigue no lo deja satisfecho, le sirve como envión anímico para seguir con su propósito.

Todo el tiempo que vive en soledad no le sirve como aprendizaje, ni tampoco como instancia para arrepentirse de todo el mal que provocó. Está sesgado por la venganza, por ese querer incesante de hacerle pagar a Michonne la pérdida de su hija. El padre que lo maltrataba de niño, le marca para el resto de su vida. Ahora se empeña en actuar de la misa manera y reafirmar la actitud del padre en él mismo. No logra estar completo en lo afectivo; llena un vacío, pero resurge una herida más profunda que no termina de cicatrizar. Tampoco tiene paz en su interior, por lo que le adjudica más violencia a un mundo que ya está repleto de terror.

Comparte

Ingresa a tu cuenta

Suscríbete a nuestro Newsletter

¡Recibí las últimas actualizaciones, noticias y reviews sobre tus series favoritas!