El sitio de las series de TV

El regreso de Charles Blake

El regreso de Charles Blake
Por Sofía Vanoli Bianchi - 14 de Octubre Comparte

Downton Abbey Temporada 5 Capítulo 4. Downton sigue sumergido en el mismo drama de siempre.

Downton Abbey regresa por su cuarto episodio con un capitulo que, por primera vez en tantas temporadas promete cambios interesantes para la familia Crawley. Para ser una serie acerca de cambios, estos son sorprendentemente pocos o, por lo menos, se da a un paso glaciar. Ahora las cosas se ponen interesantes. Charles Blake está de regreso, Lord Gillingham está molesto, y Cora sigue atrayendo a su pretendiente.

Para agregar al drama que parece nunca terminar, Thomas regresó a Downton con un nuevo plan en mente. Tratar de curar su homosexualidad. Lo cual es devastador porque, por más terrible que sea Thomas, la angustia en su cara y el hecho de que no tenga nada roto ni malo en él, es suficiente como compadecerse con el personaje. Y la escena en la que dice que no hay nadie que ayude a alguien como él, es realmente poderosa. Siempre tuve un cariño especial por Thomas, y no estoy muy segura por qué es, después de todo, no hizo nada para ganárselo, pero creo que es un testamento al guión de la serie el hecho de que hasta los personajes más desagradables generen simpatía en algún momento.

El otro gran drama del capítulo fue el de Lady Mary. Completamente dispuesta a decirle a Lord Gillingham sus sentimientos, la mayor de las Crawley se dio contra una pared de cemento. Como era de esperarse, Gillingham no iba a entenderla, pero, en vez de patearla al cordón de la calle, que sería mi primera reacción, porque por más cariño que le tengo a Mary no logro entender qué le pasa por la cabeza, él decidió que es una fase y que la superarían juntos. Tierno, de no ser porque no tiene idea a lo que se está enfrentando. Primero porque a Mary Cralwley nadie le dice que hacer, y segundo porque ahora que Blake está en escena nuevamente, la competencia es dura. Muy, muy dura.

Y en el tema de Blake. Había olvidado lo genial que es el personaje. Su interacción con Mary sobre la cena lo prueba. A diferencia de todos los otros pretendientes, es el único que no es definido por su atracción por Mary, Evelyn Napier y Gillingham, por más dulces que sean, siempre viven para competir por Mary, siempre esperando que ella les dé un minuto de su vida, pero no Blake. Y eso lo vuelve un tanto irresistible, en especial para Mary, que no está acostumbrada al tipo de persona. Además, dos líneas de Blake y empiezo a entender por qué varios fanáticos de la serie se refieren a Lord Gillingham como Lord Dullingham.

Por más emocionante que sea el triángulo amoroso de Mary, no es nada que la serie no haya explorado antes, claro que sin la posibilidad de un escándalo impactante, pero de todos modos ni el escándalo podría convertirlo en algo demasiado emocionante. Pero por suerte Downton continúa brindándonos la genialidad que es Violet, su vida amorosa y, por supuesto la propuesta de casamiento a Isobel. Ciertamente eso es mucho más interesante que ver a Mary elegir entre posibles maridos, ver a Miss Bunting siendo más irritable que nunca y a Edith consumiéndose en la miseria. 

Comparte

Ingresa a tu cuenta

Suscríbete a nuestro Newsletter

¡Recibí las últimas actualizaciones, noticias y reviews sobre tus series favoritas!