El sitio de las series de TV

El activo

El activo
Por Sofía Vanoli Bianchi - 26 de Noviembre Comparte

Agents of Shield Temporada 1 Capítulo 3 - La incompetencia de Shield convierte a este episodio en uno de los peores.

El tercer episodio de esta temporada se centra en Ian Quinn, un científico adinerado que decide secuestrar a su antiguo compañero, Hall, para construir una máquina que le permita tomar el control sobre la fuerza gravitacional del planeta. Un plan un tanto ambicioso pero nada muy ajeno a los comics. Gracias a esto, el equipo se ve forzado a intervenir para rescatar a Hall y poner un punto final a los planes de Quinn.

Si hay algo que este episodio refleja, es que S.H.I.E.L.D parece ser terriblemente incompetente. En primer lugar, Quinn logra secuestrar a su antiguo compañero bajo las narices de S.H.I.E.L.D, utilizando la misma tecnología que Hall está desarrollando. Esto sugiere que ya deberían conocerla, pero aparentemente no. Y resulta sorprendente que el conductor del convoy no tenga ningún tipo de entrenamiento que le permita protegerlo. Es un agente al igual que todos, y en una organización como se supone que es S.H.I.E.L.D es ilógico que sea incapaz de por lo menos intentar detenerlos.

Como si esto no fuera poco, el equipo no puede realizar una misión de rescate oficial porque no pueden entrar a la isla, no tienen la jurisdicción necesaria y corren el riesgo de iniciar un conflicto internacional. ¿S.H.I.E.L.D tiene problemas de jurisdicción? ¿Justamente S.H.I.E.L.D? No parece lógico. De todos modos encuentran una solución a su problema que es bastante convincente. Utilizar a Skye quién, cómo no es agente de forma oficial, puede ayudar sin generar ningún tipo de conflicto.

El episodio también se centra en explorar el personaje de Skye y juega mucho con la incógnita que se planteó en el episodio anterior, ¿de qué lado está Skye? Ella entra a la mansión de Quinn para ayudar a Coulson, pero cuando Quinn la descubre ella le revela que S.H.I.E.L.D está escuchando y parece traicionar al equipo, dejándose llevar por las seductoras propuestas de Quinn.  Hasta el último momento, su decisión final, no hay manera de descifrar su jugada y, cuando finalmente elije al equipo y decide entrenarse con S.H.I.E.L.D, resulta una sorpresa. Hay ciertos aspectos del personaje que llevan a que confiemos en él y otros que muestran que no es tan confiable como queremos creer. Es un conflicto interesante que seguramente de mucho para hablar en los próximos capítulos.

Comparte

Ingresa a tu cuenta

Suscríbete a nuestro Newsletter

¡Recibí las últimas actualizaciones, noticias y reviews sobre tus series favoritas!